martes, 8 de marzo de 2016

Nuevas etapas del Acuerdo de París - Actualidad Medio Ambiente

CE
redaccion@ambientum.com

En la evaluación se examinan las próximas etapas del proceso y cómo se aplicará en la UE el Acuerdo de París. La evaluación asimismo se acompaña de una propuesta relativa a la firma por la Unión Europea del Acuerdo de París.
El vicepresidente responsable de la Unión de la Energía Maroš Šefčovič ha declarado: «El Acuerdo de París envía una señal clara de que el mundo avanza hacia una transición hacia la energía limpia global. Queremos mantener la ventaja del precursor, sobre todo en lo referente a las energías renovables y la eficiencia energética. En el marco de la Estrategia de la Unión de la Energía queremos crear un entorno que permita a los inversores y las empresas aprovechar plenamente estas nuevas oportunidades y consecuentemente generar nuevos puestos de trabajo y crecimiento. También existen importantes oportunidades para nuestras ciudades. En efecto, es justamente en las zonas urbanas donde una parte importante de la transición va a tener realmente lugar. Vamos a acelerar nuestra labor en este ámbito.»
El comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, ha afirmado: «Tenemos el acuerdo. Ahora debemos hacerlo realidad. Para la UE, esto significa completar la legislación sobre clima y energía de 2030 sin dilación, firmar y ratificar el acuerdo lo antes posible y mantener nuestro liderazgo en la transición global hacia un futuro con bajas emisiones de carbono. A través de nuestra diplomacia del clima, la UE instará a mantener el cambio climático en lo más alto de la agenda política internacional. Tenemos mucho trabajo por delante, pero, como hemos hecho en París, persistiremos y lo lograremos.»

Principales conclusiones de la evaluación:

  •  El Acuerdo de París: El Acuerdo de París es el primer acuerdo multilateral en materia de cambio climático que cubre la casi totalidad de las emisiones mundiales. Es todo un éxito para el mundo y una confirmación del camino de la UE hacia una economía de bajas emisiones de carbono. La estrategia de negociación de la UE fue decisiva para alcanzar el acuerdo.
  •  Firma y ratificación: La pronta ratificación y entrada en vigor del Acuerdo de París proporcionará la seguridad jurídica de que el acuerdo empieza a funcionar rápidamente. Por lo tanto, el Acuerdo de París debe firmarse y ratificarse lo antes posible. La evaluación presentada hoy acompaña a una propuesta de Decisión del Consejo relativa a la firma, en nombre de la Unión Europea, de dicho Acuerdo.
  • Revisiones periódicas: La UE tiene que estar dispuesta a participar en los procesos de revisión en el marco del Acuerdo de París, destinados a asegurar la consecución del objetivo de mantener el cambio climático muy por debajo de 2°C y proseguir los esfuerzos hacia el objetivo del 1,5ºC. Para desarrollar la comprensión de las implicaciones de un objetivo de 1,5 °C y, puesto que el quinto informe de evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) no fue concluyente sobre este aspecto, se ha solicitado al IPCC que elabore un informe especial en 2018. La UE aportará su contribución a los trabajos científicos llevados a cabo a escala internacional con ese fin. Además, para 2020, todos los países deberían presentar sus estrategias de descarbonización a largo plazo para mediados de siglo. Para facilitar la preparación de la estrategia de la UE, la Comisión elaborará un análisis en profundidad de las transformaciones económicas y sociales para alimentar el debate político en el Parlamento Europeo, Consejo y con las partes interesadas
  •  Legislación sobre clima y energía para 2030: En octubre de 2014 el Consejo Europeo acordó el marco sobre clima y energía para 2030 de la UE, en el que se establece un ambicioso objetivo interno aplicable al conjunto de la economía de al menos el 40 % de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2030. El Acuerdo de París confirma el enfoque de la UE. La aplicación del marco de clima y energía para 2030 acordado por el Consejo Europeo es una prioridad, como actuación consecutiva al acuerdo de París. Las próximas propuestas legislativas deberían tramitarse por procedimiento acelerado por el Parlamento Europeo y el Consejo.
  •  Transición energética: La UE necesita consolidar el entorno propicio a la transición a una economía con bajas emisiones de carbono a través de una amplia gama de políticas e instrumentos reflejados en la estrategia de la Unión de la Energía, una de las 10 prioridades de la Comisión Juncker.
  • Diplomacia mundial y acción a escala mundial: La UE debe intensificar su diplomacia climática internacional para mantener el impulso político y apoyar a otros países en la aplicación del Acuerdo y sus planes climáticos A este respecto, la UE sigue resuelta a reforzar la movilización de financiación internacional para luchar contra el cambio climático.

Próximas etapas

Los próximos pasos inmediatos son la firma y ratificación del Acuerdo de París. El Acuerdo estará abierto a la firma en Nueva York el 22 de abril de 2016 y entrará en vigor cuando al menos 55 partes que representan al menos el 55 % de las emisiones mundiales lo hayan ratificado.
La Comisión presentará durante los próximos 12 meses las restantes propuestas legislativas clave para aplicar el marco de 2030. Ello incluye propuestas de una
Decisión de reparto del esfuerzo para los sectores no cubiertos por el régimen de comercio de derechos de emisión de la UE y sobre el uso de la tierra, el cambio de uso de la tierra y la silvicultura (LULUCF), legislación destinada a crear un mecanismo de gobernanza climática y energética fiable y transparente para el período posterior a 2020 y las necesarias propuestas para adaptar el marco reglamentario de la UE para poner en un primer lugar la eficiencia energética y fomentar el papel de la UE como líder mundial en el ámbito de las energías renovables.


Derecho Ambiental: "
Compartir con Twitter
Compartir con Facebook
Compartir en Pinterest

"



'via Blog this'

lunes, 29 de febrero de 2016

Contradicciones, retórica e inviabilidad de las INDC de Venezuela. María Pilar García-Guadilla

Título completo:  Contradicciones, retórica e inviabilidad de las  contribuciones  venezolanas para el cambio climático (INDC): el Ecosocialismo frente a la COP 21 y el Acuerdo de París
María Pilar García-Guadilla [1](*)
En la reunión de la CMNUCC (Bonn, Alemania: 1/06/2015), Venezuela junto con los otros países del ALBA exportadores de hidrocarburos, señalaron que debían “ser contempladas medidas alternativas y de respuesta al cambio climático para los países cuyas economías dependen de la mono-exportación de hidrocarburos” añadiendo que tales medidas no podían “comprometer el derecho al bienestar de sus poblaciones y su desarrollo”. Ello implica que si bien la preocupación de la comunidad internacional son las emisiones de gases del efecto invernadero (GEI), para estos países el problema ambiental fundamental, es la pobreza.  Sin embargo el énfasis en “la resolución de la pobreza” o más bien, el señalamiento que la pobreza es el principal “problema ambiental” hecho por los “Socialismos extractivistas latinoamericanos” a lo largo de las discusiones de la COP, introduce una aparente contradicción entre “reducción de pobreza-reducción de GEI”, difícil de resolver dentro de la lógica del Socialismo del Siglo XX.
 .....
Leer mas... http://desarrollosustentable.com.ve/contradicciones-retorica-e-inviabilidad-de-las-indc-de-venezuela-maria-pilar-garcia-guadilla/

domingo, 14 de febrero de 2016

Objetivos de desarrollo en agua y saneamiento: ¿Cómo está la región y qué falta por hacer? - Blog | iAgua

El Banco Interamericano de Desarrollo y el IRC colaboran para conocer el estado del arte sobre los niveles de los servicios de agua y saneamiento en el área rural de América Latina y el Caribe.
El 2016 será un año importante para el diseño de las estrategias y planes que buscan alcanzar los objetivos del desarrollo sostenible y comprometen a los países a la cobertura total, con provisión sostenible de agua potable y con servicios de saneamiento adecuados hasta el año 2030.
También el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) delineará su estrategia y programas para apoyar los países en América Latina y el Caribe en sus esfuerzos para asegurar que en el 2030 todos tengan servicio de agua y saneamiento.
La disponibilidad de la información sobre los niveles de servicio de agua y saneamiento es crucial para el diseño de estas estrategias y planes destinados a lograr los objetivos de desarrollo sostenible.
Los instrumentos de monitoreo globales existentes como el Jonit Monitoring Programme (JMP), generan información que se limitan al acceso al servicio y las diferencias entre los quintiles de pobreza. Esta información indica que la región de América Latina y el Caribe tiene una cobertura relativamente alta con 95 % de la población con acceso a agua potable y un 83 % con acceso a un servicio mejorado de saneamiento (88% urbano y 64% rural) (JMP, 2015). Estos instrumentos no generan información sobre la calidad de los servicios prestados, el cumplimiento con las normas nacionales o sobre el potencial de estos servicios de mantenerse en el tiempo. Al no poder contar con esta información los países carecen de una referencia adecuada para la formulación de políticas o la planificación sectorial.
Aunque existen algunos sistemas de monitoreo exclusivamente dedicados al monitoreo de los servicios en el área rural, como el Sistema de Información de Agua y Saneamiento Rural (SIASAR), que se implementa actualmente en 5 países en la región, la mayoría de los países en la región se limitan sólo a monitorear la prestación de los servicios en áreas urbanas.
Ante esta realidad el BID propone establecer una línea de base sobre los actuales niveles de servicios de agua y saneamiento en el área rural -en cada uno de los países de la región- , y de esta forma, equipar a los gobiernos nacionales con la información necesaria para la formulación de políticas y planes reales que llevarán a la cobertura total con servicios sostenibles. Un primer paso en la preparación de la línea de base es de conocer la información y capacidad existente en cada país para monitorear la prestación de los servicios de agua y saneamiento en el área rural. Por este motivo se realizara un mapeo cuyos resultados serán compartidos con los países de la región con el fin de buscar el interés y la colaboración de los países en llevar adelante el establecimiento de la línea de base en cada país, utilizando y complementando, en la medida de lo posible,  la información y las iniciativas de monitoreo existentes.
Objetivos de desarrollo en agua y saneamiento: ¿Cómo está la región y qué falta por hacer? - Blog | iAgua:



'via Blog this'

Pobreza y cambio climático: ¿qué significa adaptarse? - Blog | iAgua

Hace tiempo que en los despachos de empresas, en los consejos de ministros y en las mesas de los grandes foros internacionales no hay dudas sobre la importancia de incorporar los impactos del cambio climático en cualquier estrategia a medio y largo plazo.Incluso los escenarios más optimistas apuntan a grandes alteraciones del funcionamiento de los ecosistemas y a la transformación de sectores económicos como el transporte, el turismo o la agriculturaAdaptación y resiliencia se consolidan como trending topic en la conversación global sobre el futuro del planeta.
Sin embargo, las infografías mediáticas y las declaraciones políticas ocultan a veces el mapa de rostros y voces de quienes sufrirán (y sufren ya) esos impactos directamente en forma de malas cosechas, nuevas enfermedades y menos ingresos. Hablar de riesgos es hablar de vulnerabilidad, y son las personas pobres quienes menos recursos tienen para adaptarse y minimizar daños. En cualquiera de los escenarios climáticos posibles, campesinos, mujeres y niños de los países pobres son los más perjudicados.


'via Blog this'

sábado, 30 de enero de 2016

Brecha financiera en el sector del agua en América del Sur: El papel de la gobernanza - Noticias | iAgua



En el marco del VII Foro Mundial del Agua, CAF coordinó la preparación de este documento como síntesis de un intenso proceso de consulta entre actores claves del agua del continente americano y representantes de los diversos sectores involucrados en la temática hídrica.
Este documento identifica el problema de la brecha financiera que se registra en el sector del agua en América del Sur y analiza su vinculación con la gobernanza.
Descarga aquí el documento completo: [Gobernanza del agua]



Brecha financiera en el sector del agua en América del Sur: El papel de la gobernanza - Noticias | iAgua:



'via Blog this'